cerrar

Donde operamos

Haïtí

Haití se sitúa en la isla de La Española, junto a la República Dominicana. Es un país asolado por la pobreza, la inestabilidad política y todo tipo de catástrofes naturales.

El cambio climático está provocando fenómenos meteorológicos más extremos, como un régimen de lluvias más intenso o sequías más prolongadas. Los huracanes azotan Haití casi todos los años entre junio y noviembre , y es evidente que cada vez son más intensos. Además, el país está situado en una zona donde suele haber temblores de tierra. Las consecuencias son daños en los puntos de agua, desprendimientos y corrimientos de tierra en laderas que ya están deterioradas.

La contaminación supone una seria amenaza para los ecosistemas ricos en agua de Haití. Esto se debe a varias razones: en las ciudades apenas hay infraestructura de alcantarillado ni de tratamiento de aguas, no se recogen los residuos, las letrinas no se vacían sistemáticamente…

En las últimas décadas, Haití ha experimentado un crecimiento demográfico muy rápido, pero la agricultura y el suministro de agua potable no han podido seguirle el ritmo.

2010

Más de 10 años después del terremoto devastador en 2010, algunas regiones todavía no se han recuperado de las consecuencias

50%

Solo el 50 % de la población tiene acceso al agua potable gestionada de forma segura
Haïti Nicolas Piervil ODRINO

Testimonio

Convencemos a la gente para que deje de talar árboles y la orientamos hacia otras actividades económicas.

Nicolas Piervil, Haïti, ODRINO

Join For Water trabaja en las cuencas de los ríos Denisse, Catinette y Moustiques. Debido al cambio climático y los daños en el entorno, la sostenibilidad de los recursos hídricos está amenazada; cada vez resulta más difícil acceder a ellos, sobre todo en los periodos secos.

El uso del suelo en estas cuencas fluviales es similar, con una vegetación predominantemente herbácea, zonas edificadas en las tierras bajas y zonas urbanas y forestales dispersas. En las desembocaduras de los ríos todavía quedan zonas de manglares, pero están gravemente amenazadas por la urbanización y la agricultura. No obstante, los manglares tienen un valor enorme: protegen la tierra de las tormentas, las inundaciones y la erosión.

Las propias cuencas fluviales se han visto fuertemente afectadas por la erosión del suelo y la reducción de la infiltración del agua. Además, la sobreexplotación de los acuíferos ha hecho que el agua salada del mar penetre más fácilmente en los acuíferos subterráneos y contamine los recursos de agua dulce.

 

Haïti weerstation
Gracias a los datos de la estación meteorológica, los agricultores pueden estimar cuándo es mejor para sembrar un cultivo. (c) Join For Water

Actividades

Join For Water y sus socios aspiran a restaurar y proteger los ecosistemas. Para ello, la reforestación es importante, y los comités de gestión deben garantizar la preservación de las zonas reforestadas.

El instituto de formación Agribel lleva a cabo investigaciones, reúne conocimientos e imparte formaciones sobre técnicas de agroecología y explotación sostenible de los recursos naturales.

Se presta mucha atención a la educación sobre el medio ambiente: hay cursos de agroecología, así como sobre la importancia y restauración de los manglares. Esta sensibilización está dirigida a las comunidades, los comités de gestión, las escuelas y las autoridades.

Join For Water cuenta con su socio ODRINO para restaurar los sistemas de agua potable, instalar letrinas públicas y restaurar letrinas en las escuelas.

Los ciudadanos y organizaciones reciben formación sobre cómo reivindicar sus derechos y reclamar a las autoridades competentes que se protejan los recursos hídricos.

 

Qué se ha hecho hasta ahora

Haití es el primer país en el que operó Join For Water. Al principio, la prioridad era la lucha contra la pobreza y la inseguridad alimentaria. El hilo conductor era una gestión sostenible, equitativa y participativa de los recursos hídricos y las instalaciones de saneamiento. Algunas de las regiones en las que ha trabajado Join For Water son: el norte (Cabo Haitiano), el noroeste (la cuenca del río Moustiques), la Meseta Central (Saut d’Eau y Belladère), Artibonito (Terre-Neuve) y el sur (Camp Perrin), las zonas urbanas de Cabo Haitiano y Puerto Príncipe.

También se prestó mucha atención al agua para la agricultura, por ejemplo con el programa de seguridad alimentaria de Croix Fer, ubicado en el centro.

En la cuenca del río Moustiques y las cuencas de menor tamaño de los afluentes, tanto en el pasado como en el presente nos hemos centrado en la gestión integral del agua, que tiene en cuenta a todos los usuarios de la cuenca y vela por que las futuras generaciones puedan seguir disfrutando del agua.

Nuestros aliados en Haïti

Historias

Una lucha continua contra la inseguridad alimentaria

Cuando no hay suficiente agua, es inevitable que aceche la inseguridad alimentaria. Esto ya ocurre en el norte de Haití, en las regiones de Moustiques, Denisse y Trois-Rivières.

Leer más

Mas noticias

Historias

Los agricultores de Haití sienten el cambio climático

Haití - En Haití, las precipitaciones medias anuales son de 1400 mm, pero hay fluctuaciones considerables. En algunas regiones llueve más o menos que en otras, y los periodos en los que llueve también varían mucho. La cantidad de agua no satisface las necesidades humanas ni las de los ecosistemas. 

Leer más
800 mm

Las precipitaciones medias en Haití son de 1400 mm; esta cifra se reduce a 800 mm en la región norte

66.000

En las cuencas donde trabaja Join For Water viven 66 000 personas

Mas noticias

Historias

Klein en groot stroopt de mouwen op

Duizenden boompjes kregen al een plekje, nog meer boompjes ontkiemen of staan al klaar om geplant te worden door vele helpende handen: van schoolkinderen tot Haïtiaanse boeren in een van de droogste streken in het land.

Leer más

Mas noticias