cerrar

Donde operamos

Benín

(c) Caleb Obed Choucounou

Benín es un pequeño país del oeste de África con un elevado índice de pobreza a pesar del crecimiento económico de los últimos 10 años. Durante los últimos años, el norte ha sufrido sequías prolongadas, mientras que el sur ha experimentado inundaciones devastadoras. Los culpables son el cambio climático, la urbanización, la deforestación, la degradación de los manglares y un aumento de la demanda de agua y terrenos agrícolas.

En las últimas décadas, las ciudades y la urbanización han triplicado el uso del agua. Desde 2013, el denso bosque original se ha reducido a más de la mitad. Los manglares, que forman una zona de amortiguación natural a lo largo de la costa contra la erosión y las inundaciones, se están destruyendo.

3000 km

Benín cuenta con 3000 km de vías navegables.

500 km

E río Ouémé, de 500 km, es el río más largo

Testimonio

Otro aspecto muy positivo es que se ha impartido formación sobre la importancia de los manglares y la creación de viveros de árboles. Así podremos seguir protegiendo y manteniendo el terreno en el futuro.

Samuel Ahouansou, Benín

Join For Water trabaja con sus socios en las llanuras de los ríos Mono y Ouémé, ambos en el sur de Benín.

Las llanuras que rodean el Mono con los municipios de Athiémé y Grand Popo están cubiertas de bosques, vegetación baja, humedales y manglares. La cuenca del Mono está reconocida por el Convenio de Ramsar (1971) relativo a los humedales de importancia internacional. La región se enfrenta a grandes retos: la sobreexplotación de los recursos, la falta de medios suficientes para combatir la tala ilegal o la caza furtiva, el desconocimiento de los desafíos ecológicos y sociales, y las perturbaciones medioambientales.

Las zonas que rodean el Ouémé con los municipios de Aguégues, Adjohoun y Dangbo están más urbanizadas y cultivadas, con muchas tierras de cultivo de maíz y hortalizas, y numerosos canales para el transporte local. En la parte sur de la cuenca fluvial hay humedales y manglares. Entre otras cosas, esta región está lidiando con las inundaciones, las malas prácticas agrícolas y la tala de árboles a gran escala.

La gestión sostenible del ecosistema se ve dificultada por los conflictos sobre la propiedad de la tierra. Los humedales, por ejemplo, son propiedad del Estado desde el punto de vista administrativo, pero son reclamados por particulares.

 

Benin Ouémé rivier kanalen waterhyacint
Los canales están cubiertos de jacinto de agua, lo que dificulta el transporte. (c) Caleb Obed Choucounou

Actividades

Lo más importante es mejorar el acceso a los servicios que aportan los ecosistemas, como el agua para la agricultura, y restaurar los ecosistemas. Junto con nuestros socios, como Eco-Bénin, Join For Water apuesta por la reforestación y la agrosilvicultura, que consiste en plantar árboles y arbustos en terrenos agrícolas. Esta combinación ofrece una mejor gestión del agua y reduce la erosión. Las actividades agrícolas deben garantizar unos ingresos más estables para los agricultores. Los habitantes están contribuyendo a eliminar el jacinto de agua, que prolifera en exceso en los canales, para que el transporte por los mismos sea más fluido y los peces tengan suficiente oxígeno.

Las organizaciones de la sociedad civil reciben formación sobre sus derechos y obligaciones para que puedan defender la protección de los recursos de agua dulce.

Al mismo tiempo, es importante generar y difundir conocimientos: por ejemplo, es necesario investigar la energía procedente de la biomasa o la restauración ecológicamente responsable de los manglares. Esta investigación la realiza nuestro socio INSTI.

 

Qué se ha hecho hasta ahora

Join For Water opera en Benín desde 1994 y ha trabajado arduamente para proporcionar acceso al agua (potable), lograr una mejor higiene, apoyar a los municipios como autoridad contratante de la infraestructura de agua potable, etc.  Esto se ha hecho en los departamentos de Atacora y Alibori en el norte, en el céntrico Donga y en la región de Mono-Couffo en el suroeste.

El énfasis siempre estaba en la gestión sostenible de la infraestructura. Para ello, los comités (de agua potable) aprendieron a encargarse del mantenimiento y la reparación en caso de averías, con el cobro de cuotas a los usuarios como elemento esencial.

También se prestó mucha atención a la seguridad alimentaria, centrándose en el agua para las actividades hortícolas y en un riego más eficiente.

Se instalaron distintas letrinas en las escuelas y se recurrió al marketing social para convencer a las familias de construir una letrina familiar.

Nuestros aliados en Benín

Historias

Si se restaura el manglar, todos se benefician

Los manglares son ecosistemas ricos, pero suelen estar amenazados por la tala. Por este motivo, en el sur de Benín, Join For Water trabaja en una tarea doble: restaurar los manglares y proporcionar una alternativa para la necesidad de madera.

Leer más
800

personas participaron en las actividades

Más noticias

Historias

Una producción mejor de carbón vegetal protege el bosque

Para quieres no tienen más combustible que la madera, no hay más opción que cortar árboles. Pero podemos asegurarnos de que esa madera se utilice de la forma más eficiente posible.

Leer más
Más noticias